Sobre la libertad de expresion, politica, codigo abierto y el futuro de WordPress